Errores más comunes al comenzar con el ayuno intermitente

 

 

  1. Empezar con el ayuno intermitente sin planificar

Es fundamental planificar bien en qué momento del día comenzará el periodo de ayuno y cuando pasamos al de alimentación. Factores como la hora a la que entrenamos o nuestras horas de trabajo son importantísimos para definir cuándo hacer cada periodo.


Por ejemplo, no deberíamos de entrenar nada más terminar el periodo de alimentación. Idealmente deberíamos de entrenar al final del periodo de ayuno, antes de comenzar el periodo de alimentación o durante el periodo de alimentación. Lo mismo pasa con el trabajo. Es más complicado aguantar un ayuno si estas aburrido en casa, las horas de trabajo ayudan a hacerlo más llevadero al principio.


  1. Pensar que puedes comer lo que quieras

Con ayunos largos, de 24 horas o más, es posible que no tengas que preocuparte mucho por lo que comes por que al final es difícil conseguir un superávit calórico con tan poco tiempo de alimentación, pero la realidad es que, por mucho que ayunes si comes más de lo que quemas al final del día engordaras.


A nivel hormonal y a la hora de controlar el apetito el ayuno intermitente es una gran ayuda, pero, como con cualquier dieta del mundo, el balance calórico al final del día es fundamental para conseguir resultados o no.


  1. Los macronutrientes importan

Este es otro de los errores comunes. No es solo calorías, es importante también cuidar los macronutrientes que consumimos durante el periodo de alimentación.


La proteína, como siempre, resulta fundamental a la hora de mantener nuestra masa muscular, pero en el caso del ayuno también es importante priorizar las grasas por encima de los carbohidratos. Aceite de oliva o productos como el aguacate o el salmón ricos en omega 3 son fundamentales cuando practicamos este tipo de ayunos.


  1. Tener expectativas demasiado altas

El ayuno intermitente es un método efectivo para perder peso tal y como se ha demostrado en varios estudios, pero no es más efectivo que cualquier otra dieta o método de pérdida de peso.


Esto no es una dieta milagro, debes de hacerla durante un periodo largo de tiempo e idealmente convertirlo en tu estilo de vida e integrarlo en tu día a día. No se trata de una dieta milagro que solo puedas hacer durante un par de días.

 

Algunos beneficios del ayuno intermitente son:

  • Beneficios metabólicos y cardiovasculares: ensayos clínicos han demostrado que el ayuno intermitente puede ser evaluado como tratamiento preventivo para reducir el riesgo de enfermedad metabólica y cardiovascular. Al mismo tiempo que hallazgos científicos lo avalan como estrategia dietética para reducir niveles de triglicéridos.
  • Promueve la pérdida de peso y mejora el perfil lípido: con el paso del tiempo cada día son más lo estudios que confirman que la mejora que implica el ayuno intermitente sobre el riesgo de cardiopatía, implica ciertas modulaciones del tejido adiposo en personas obesas, considerándose como una buena estrategia alimenticia para perder peso y reducir el riesgo de CAD.
  • Reduce parámetros de mortalidad e indicadores resistentes: la restricción calórica que supone el ayuno intermitente se ha visto vincula a través de estudios con una prolongación de vida y con una mejora de la resistencia a multitud de infecciones, epidemias y enfermedades que abarcan desde trastornos auto-inmunes como la esclerosis múltiple hasta lesiones inflamatorias.

 

Fuente: Vitónica


Publicación más antigua


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados